¿Qué es ultrasonido pélvico en mujeres y qué diagnostica?

Conoce todo lo referente a los ultrasonidos pélvicos en mujeres, incluyendo los tipos de ultrasonidos que existen. También aprende de los riesgos de este tipo de evaluación, quien los lleva a cabo y en qué consiste. Además de informarte sobre los diagnósticos que se obtienen a partir de este estudio de imagen.

El ultrasonido pélvico en mujeres es un procedimiento que se lleva a cabo por medio de tecnología que usa ondas sonoras que hacen posible visualizar los órganos del abdomen y la pelvis. Este estudio no implica ningún tipo de dolor o incomodidad a la paciente. 

¿Por qué se hace un ultrasonido pélvico en las mujeres?

Después de acudir a consulta médica con distintos tipos de especialistas, es posible que se te solicite un ultrasonido pélvico. Esto puede deberse a distintas razones: desde un chequeo rutinario, hasta la búsqueda de un diagnóstico si presentas síntomas como dolor en la zona.

El objetivo del estudio es evaluar y visualizar todos los órganos y su estructura dentro de la pelvis de la mujer. En estos se incluyen:

  • El útero.
  • El cuello uterino.
  • La vagina.
  • Las trompas de Falopio.
  • Los ovarios.

¿Es doloroso el ultrasonido pélvico en las mujeres?

Independientemente de quien se vaya a realizar el ultrasonido, bien sea un adulto hombre, mujer o hasta un niño, no es nada doloroso

Esto se debe a que es un procedimiento no invasivo, que no emite radiación, y por lo tanto es seguro. Algunas personas pueden experimentar cierta incomodidad mínima al momento del estudio cuando el médico aplica un poco de presión en la zona, pero es algo momentáneo.

¿Cómo me preparo para el ultrasonido pélvico?

Aunque no requiere de una preparación especial, se recomienda que antes de acudir a la cita, te vistas con prendas cómodas y sueltas. 

Al momento de realizar el examen se te pedirá que te quites la ropa y te coloques una bata médica. En algunos casos, puede pedirse que bebas agua para llenar la vejiga. Pero todas estas indicaciones te las dará con detalle tu médico, hospital o laboratorio.

¿Qué detecta un ultrasonido pélvico en mujeres?

El ultrasonido pélvico en mujeres puede brindar bastante información sobre el tamaño, la estructura, ubicación y estado de salud de esta zona del cuerpo. 

Para lograr un diagnóstico certero, es muy posible que el médico te indique estudios complementarios, así como tu historial médico detallado y un examen físico.

Algunas de las razones por las que se indica este estudio son para el diagnóstico y búsqueda de tratamiento de:

  • Anomalías en el útero, incluyendo cualquier tipo de afección endometrial.
  • Poder visualizar cualquier crecimiento benigno, masas, quistes y cualquier tipo de tumor que se pueda presentar en la pelvis.
  • Observar y conocer la posición del dispositivo intrauterino o DIU anticonceptivo.
  • Cualquier tipo de inflamación o enfermedad inflamatoria pélvica (se le conoce por sus siglas en inglés como PID).
  • También puede detectar sangrados que se puedan producir después de la menopausia.
  • Llevar control sobre el desarrollo del feto durante el embarazo. A este estudio se le conoce también como ultrasonido obstétrico.

El ultrasonido pélvico también puede ayudar a la contribución de otros procesos y exámenes, como la biopsia endometrial.

¿En qué consiste el ultrasonido pélvico?

Es una evaluación en la cual se utiliza una sonda llamada transductor, acompañado de un gel que se coloca sobre la piel. Este genera ondas sonoras de gran frecuencia, viajando a través del gel de manera interna al cuerpo.  

Este análisis se lleva a cabo a través de un sistema computarizado que permite captar las ondas sonoras, para emitir y crear una imagen en un monitor. Esto tiene la finalidad de ayudar a los médicos a generar diagnósticos precisos.

El estudio dura entre 30 y 40 minutos, y no se requiere de ningún cuidado posterior al mismo.

Existen distintos tipos de ultrasonido pélvico que podría solicitar un médico. Conoce un poco más de lo que sucede durante cada uno.

Ultrasonido transabdominal

Para llevar a cabo este examen, se te pedirá que te recuestes boca arriba sobre una camilla. El médico te aplicará gel en la zona pélvica y aplicará un poco de presión para obtener las imágenes.  Al finalizar el proceso, se retira el gel que no mancha y no tiene olor ni color.

Ultrasonido transvaginal o endovaginal 

Este procedimiento de igual forma se realiza una vez la paciente se encuentre recostada sobre una camilla boca arriba. Consiste en introducir el transductor, cubierto previamente con un látex y lubricado con el gel, en el canal vaginal, con la finalidad de obtener imágenes internas de los ovarios y el útero. 

¿Cuántas veces al año se puede hacer un ultrasonido pélvico?

A pesar de que no existen peligros o efectos secundarios al practicarse un ultrasonido, lo ideal es que sigas las recomendaciones médicas sobre cuántos estudios necesitas y en qué momento.

El ultrasonido no es riesgoso ni peligroso al no ser invasivo y no utilizar radiación ionizante. Sin embargo, cuando se debe realizar un ultrasonido transvaginal, uno de los posibles riesgos es tener una reacción alérgica al látex. Informa al médico si sientes cualquier síntoma durante o después del estudio.

Estudios clínicos que complementan el ultrasonido pélvico en las mujeres

Dependiendo del diagnóstico, los resultados de los exámenes y/o la gravedad de los síntomas que presentes, es posible que el médico indique estudios clínicos complementarios. Algunos de ellos son:

  • Manometría anal: con esta prueba se puede evaluar la fuerza que tienen los músculos de la esfínter anal.
  • Cistoscopia: este examen se utiliza para observar la parte interior de la vejiga y la uretra, facilitando la detección de cálculos renales, tumores e inflamación.
  • Defecografía dinámica: sirve para evaluar el piso pélvico y también para evaluar el recto.
  • Ultrasonido endoanal: se usan ondas sonoras para así conseguir imágenes de los músculos del esfínter anal y poder realizar una evaluación total y detallada.
  • Estudios urodinámicos: con este estudio se evalúa como trabaja la vejiga y la uretra

 ¿Cómo recibiré los resultados?

Un médico radiólogo se encargará de analizar e interpretar todo sobre las imágenes generadas por el ultrasonido pélvico. El médico enviará un informe firmado al médico que solicitó el examen. Normalmente, recibirás los resultados entre uno y tres días después del estudio.

Después, tu médico va a compartir todos los resultados y observaciones encontradas en el examen. Así podrás saber cuáles son los siguientes pasos en tu diagnóstico y tratamiento.

Referencias

Recomendaciones