¿Qué es y para qué sirve la resonancia magnética?

resonancia magnetica

A continuación te explicaremos qué es una resonancia magnética, cuáles son sus aplicaciones y cómo debes prepararte para este estudio de imagen. Por otro lado conocerás más de este proceso que no utiliza radiación para la obtención de las imágenes y sirve para diagnosticar distintas enfermedades o buscar el tratamiento de lesiones.

Existen muchos estudios de radiología e imagenología que independientemente de su principio y método, se enfocan en proyectar la estructura interna de tu cuerpo para que posteriormente los médicos te den un diagnóstico y tratamiento. La resonancia magnética (IRM) es una de estas técnicas de estudio, y una de sus mayores ventajas es que no utiliza radiación.

La tecnología usada en las resonancias magnéticas es una de las más sofisticadas en el área de estudios por imágenes. Estas máquinas utilizan campos magnéticos y programas informáticos de última generación. De ahí que los resultados son de alta resolución tanto para el sistema óseo como en las partes blandas de tu cuerpo.

Tener una buena visualización de los músculos y huesos es uno de los principales retos de la medicina cuando se desea evaluar daños en los ligamentos, cartílagos, hernias de disco, tumores y más

Sin embargo, es el médico quien te indicará qué estudios debes realizarte en tu caso específico.

¿Cómo es el proceso de las resonancias magnéticas?

Si el médico te solicita una resonancia magnética no tienes nada que temer, ya que es un proceso indoloro y que dura entre 30 y 60 minutos. Además los riesgos asociados son nulos porque solo utiliza campos magnéticos y ondas de radio, pero sin hacer uso de los rayos X o radiación. 

De manera general, el proceso es muy simple. Primero te pedirán que te coloques una bata médica y te recuestes en una camilla. Te pedirán que hagas el menor movimiento posible mientras eres ingresado al escáner cilíndrico de la máquina. Así que alrededor de todo tu cuerpo se irá creando el campo magnético, e iniciará el registro de múltiples imágenes en el sistema computarizado gracias a la vibración de las ondas emitidas por la máquina.

En tal sentido, es muy recomendable que acudas a los mejores centros de salud con servicios de imagenología de vanguardia, para que garantices resultados de calidad (2D y 3D) y con formatos digitales para que los tengas en los dispositivos electrónicos que desees. Recuerda que conservar el expediente de tus estudios es importante para cualquier enfermedad futura.

¿Qué debo considerar antes de una resonancia magnética?

Para que tus estudios de resonancia magnética contengan toda la información que requiere el médico y no tengas que repetir el proceso, resulta primordial que tomes en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Notificar al médico o técnico radiólogo si tienes en el cuerpo objetos metálicos implantados, como grapas, marcapasos, válvulas, clips o cualquier objeto de metal que pueda causar interferencia con la emisión de las ondas de radio. Recuerda que al tratarse de un campo magnético con imanes, se puede distorsionar con dicho material.
  • Retira cualquier accesorio metálico que lleves como collar, reloj, aretes y otros.
  • Es posible que se te solicite no consumir alimentos ni bebidas aproximadamente por 4 horas antes del estudio de resonancia magnética. Confirma estas indicaciones con el lugar en el que se hará tu estudio.
  • Si tienes miedo a los espacios cerrados, también debes indicarlo antes del examen, porque puedes estar por hasta de 60 minutos o más en el escáner, que también puede resultar incómodo debido al ruido que produce. En este caso, existe la alternativa de que te suministren un tranquilizante.
  • En el caso de que se te indique la aplicación de un medio de contraste (por vía oral o intravenosa), te darán otra serie de cuidados especiales. Esta técnica se emplea para obtener imágenes más detalladas, y aunque no es peligroso, debes notificar al médico si sientes algún síntoma para descartar una reacción alérgica.

¿Qué hago luego del estudio y cuándo recibiré los resultados?

Finalmente, después de la resonancia magnética puedes retomar todas tus actividades sin mayor complicación y sin necesidad de tomar medicamento o guardar reposo.

En cuanto a los resultados, el tiempo de entrega dependerá del centro de salud al cual acudas, pero oscila entre los tres y siete días hábiles después del estudio. Tus resultados irán firmados por el médico radiólogo que interpretó tu estudio y van dirigidos al médico que lo solicitó.

Recuerda que solo los médicos pueden interpretar las imágenes y el informe de resultados que te entregarán. De este modo podrás obtener un diagnóstico y saber cuál será tu tratamiento.

Aplicaciones de las resonancias magnéticas en diagnósticos médicos

Como ya te mencionamos, las resonancias magnéticas (IMR) son estudios de imagen que permiten ver las partes blandas del cuerpo, el sistema óseo y todos los órganos. Por lo que su alcance es amplio y eficiente para evaluar distintas partes del cuerpo.

Si hablamos del cerebro y la médula espinal, es normal que el médico te indique este estudio si has padecido de un accidente cardiovascular, trastornos en los ojos u oídos, tumores, aneurismas o debilidades en los vasos sanguíneos y lesiones en la zona. También se puede evaluar el flujo sanguíneo del cerebro y determinar la presencia de patologías como Alzheimer.

En lo que respecta a daños cardiovasculares, las resonancias magnéticas son útiles para que tu médico estudie el funcionamiento del corazón, la estructura de la aorta, los vasos sanguíneos, entre otros aspectos. Los imanes potentes de IRM adicionalmente permiten detectar el estado de los tejidos, dando cabida al diagnóstico de tumores en cualquier parte del cuerpo.

Normalmente, los huesos y músculos son explorados con radiografías y tomografías computarizadas. No obstante, las resonancias magnéticas ayudan a determinar anomalías óseas y en especial en la columna vertebral como deformaciones, infecciones, traumatismos y desgastes. También suelen requerirse estos estudios como preparación para cirugías ortopédicas de distintos tipos.

Asimismo, se pueden indicar las resonancias magnéticas para el estudio del sistema gastrointestinal, y detectar así el origen, causa o evolución de enfermedades gástricas, así como lesiones, inflamación o afectaciones en órganos como el estómago, la vesícula biliar, el páncreas, el hígado y los intestinos.

Ventajas de las resonancias magnéticas frente a otros estudios

Las IRM o resonancias magnéticas tienen como principal ventaja que no utilizan radiación para la obtención de las imágenes. 

También destaca que por su tecnología de punta con imanes y sistemas computarizados, los resultados son de mayor calidad para que los médicos observen con mayor detalle la estructura interna del cuerpo. Sin embargo, esto hace que su precio sea considerablemente más alto que el de una radiografía convencional o tomografía computarizada.

Finalmente, recuerda que junto con tu médico especialista puedes buscar el mejor método para obtener el diagnóstico que requieres, y es él quien te indicará cuáles estudios de imagen son los que debes realizarte.

Referencias

Recomendaciones

Cada vez es más común encontrar el uso de la tecnología aplicada a la ciencia médica. Esto es una gran virtud para este sector
El ultrasonido Doppler es una prueba para el diagnóstico de patologías cardiovasculares. También se le conoce como ecografía Doppler. Desde hace algunos años ha