¿Qué estudios de imagen existen para diagnosticar o dar seguimiento al Covid-19?

estudios de imagen covid 19

Conoce cuáles son los estudios de imagen (o estudios de radiología e imagenología) que sirven para diagnosticar el Covid-19, o bien, para dar seguimiento a una persona después de que presentó la enfermedad.

El mundo se ha visto afectado de manera drástica con la pandemia del coronavirus o Covid-19. Para lograr diagnósticos precisos y diseñar tratamientos indicados para cada paciente, el sector salud ha usado distintas herramientas para lidiar con esta nueva realidad.

En este sentido, los exámenes clínicos de radiología e imagenología, o estudios de imagen, ayudan a proveer diagnósticos, a determinar la gravedad de la enfermedad de cada paciente, ayudar a guiar el tratamiento, detectar probables complicaciones y poder valorar la respuesta terapéutica. 

Conoce a continuación en qué consisten algunos de los estudios de imagen más usados en el caso del Covid-19.

Estudios de imagen más comunes en el tratamiento y diagnóstico del Covid-19

Radiografía de tórax

La radiografía de tórax es una de las principales pruebas de imagen que se indica en los pacientes de los que se sospecha o se tiene confirmación de presencia de Covid-19. Esto se debe a su utilidad, la disponibilidad y el bajo costo

Sin embargo, se trata de un estudio menos sensible que la tomografía computarizada (TC).

Ventajas de la  radiografía de tórax

Una de las principales ventajas de una radiografía torácica es que se puede hacer con un aparato portátil, lo que resta la necesidad de trasladar a los pacientes al servicio de radiología. Los exámenes de radiografía torácica portátil también son muy valiosos para poder evaluar la colocación de catéteres, sondas y otros dispositivos médicos

Por otra parte, resultan ser muy útiles para poder  identificar las complicaciones de la ventilación y para el seguimiento de la evolución de los cambios en el parénquima pulmonar y el estado de salud general de los pulmones

Tomografía computarizada (TC)

En líneas generales, la tomografía de tórax es una prueba accesible y rápida, y se puede considerar como la prueba de imagen más sensible para detectar el Covid-19, con una tasa de sensibilidad de hasta el 97%.

A pesar de tener una elevada sensibilidad, tiene una baja especificidad (25%). Esto significa que los hallazgos de Covid-19 pueden superponerse a las de otras infecciones contagiosas como la influenza H1N1, SARS o MERS. Es por ello que algunos médicos llegan a considerar a la tomografía como una técnica de segunda línea.

Ventajas de la tomografía computarizada (TC)

En cuanto a las ventajas que tiene la tomografía computarizada (TC)  sobre la radiografía convencional y las demás pruebas de imagen, es la capacidad de observar la anatomía torácica con una alta resolución de contraste y sin tener problemas relacionados con la superposición de estructuras.

Aunque los tomógrafos actuales permiten una adquisición rápida de tomografías,  también permiten poder ver los planos coronal y sagital. La adquisición de las imágenes de una tomografía en alta resolución puede permitir visualizar detalles aún más específicos del parénquima pulmonar

Otros estudios y seguimientos que se deben realizar si se sospecha la presencia de Covid-19

En la actualidad existen pruebas de diagnóstico para verificar si se está infectado con el virus SARS-CoV-2 (Covid-19). Algunas pruebas fueron aprobadas por La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) son:

Prueba PCR

Se define como la prueba molecular que detecta el material genético del virus que causa el Covid-19. Funciona aplicando una técnica de laboratorio llamada reacción en cadena de la polimerasa (PCR). 

Con el objetivo de conseguir una muestra del fluido corporal, se coloca un hisopo nasal largo en uno de los orificios de la nariz para extraer el fluido de la parte de atrás. También se puede usar un hisopo nasal más corto (exudado de turbinado medio) para recolectar la muestra.

En otras ocasiones, se coloca un hisopo largo en la parte de atrás de la garganta, lo que se conoce también  como exudado orofaríngeo. También se puede recolectar un poco de saliva en un tubo. 

Los resultados pueden estar listos en un par de minutos si se examinan de forma interna, o pueden tardar unos pocos días si se envían a un laboratorio externo.

La prueba PCR es muy precisa cuando la realiza de manera adecuada un profesional de atención médica. Sin embargo la prueba rápida quizás no sea muy confiable, ya que en algunos casos no detecta la presencia del virus.

Prueba de antígenos

Esta prueba de Covid-19 permite detectar ciertas proteínas en el virus. Se utiliza un hisopo largo para obtener una muestra del fluido de la nariz

Las pruebas de antígeno pueden dar resultados en minutos. Otro detalle importante es que también se pueden enviar las muestras a un laboratorio para hacer su análisis. 

En el caso de obtener un resultado positivo de una prueba de antígeno se considera exacto, cuando las instrucciones se siguen rigurosamente y con precisión. Sin embargo, existe una mayor posibilidad de que se pueda obtener un resultado falso negativo,  esto se interpreta como la posibilidad de estar infectado con el virus a pesar de que se arroje un resultado negativo. Según sea el caso, el médico podría sugerir una prueba PCR para confirmar un resultado negativo de la prueba de antígeno realizada.

¿En qué momento deben efectuarse las pruebas?

Hay que tener en cuenta que la carga viral de nasofaringe va en ascenso desde el inicio del periodo de incubación hasta el séptimo día y, posteriormente, va descendiendo de forma paulatina. 

El periodo de máxima sensibilidad de la PCR se obtendría en la primera semana desde el inicio de los síntomas. Tanto en los primeros días del periodo de incubación como tras la resolución de la clínica, la carga viral es menor y podría no ser detectada en las pruebas.

En los casos leves, la transmisión se daría en la mayoría de los casos durante la primera semana de los síntomas, en un lapso de uno a dos días antes hasta cinco y seis días después. Sin embargo, en cuanto a los casos más graves, la transmisión sería más intensa y también duradera. 

Se ha objetivado que a partir de la segunda semana disminuye la sensibilidad de la PCR en muestras del tracto respiratorio superior por lo que, en neumonías, se sugiere obtener muestras del tracto respiratorio del lado inferior, así como complementar con estudios de imagen.

Qué significan los resultados

Sea cual sea el resultado de la prueba que te hayas realizado (positivo o negativo) el primer paso a seguir es consultar con tu médico. Solo un profesional de la salud podrá interpretar los resultados e indicar los pasos a seguir.

Recuerda mencionar cuándo iniciaron síntomas, cuáles son los síntomas, con cuántas personas has estado en contacto y toda aquella información que pueda resultar de utilidad para prevenir más contagios.

Tu médico también te preguntará sobre tu historial de salud, de modo que no olvides compartir información sobre alergias o enfermedades previas.

Es posible que el médico te indique realizarte estudios de imagen de seguimiento para verificar la salud de tus pulmones. Consulta con tu médico cuál es el mejor estudio para tu caso específico.

Referencias

Recomendaciones