Equipos de laboratorio clínico: Una guía completa

Equipos de laboratorio clínico

El equipo de laboratorio clínico es un término ampliamente definido que abarca una variedad de máquinas utilizadas para analizar muestras biológicas. Incluye equipos de diagnóstico, como microscopios y analizadores, así como equipos auxiliares de laboratorio, como incubadoras, centrifugadoras y humidificadores. Por lo tanto, el laboratorio clínico utiliza muchos tipos diferentes de equipos para analizar las muestras. De hecho, en el proceso de análisis probablemente intervengan docenas de máquinas diferentes. La siguiente información le proporcionará una visión general de lo que está disponible en el mercado hoy en día cuando se trata de equipos de laboratorio clínico.

Accede a una demo de Eva PACS gratis:

¿Qué es el equipo de laboratorio clínico?

El equipo de laboratorio clínico es un término amplio que engloba una variedad de máquinas utilizadas para analizar muestras biológicas. Incluye equipos de diagnóstico, como microscopios y analizadores, así como equipos auxiliares de laboratorio, como incubadoras, centrifugadoras y humidificadores. El equipamiento de laboratorio es un área increíblemente diversa. Hay diferentes equipos para cada parte del proceso de análisis. Por ello, es imposible enumerar todos los tipos de equipos que se utilizan en el laboratorio. En su lugar, este artículo le proporcionará una visión general de los tipos de equipos de laboratorio que existen actualmente en el mercado. Al leer este artículo, tendrá una idea clara de lo que hay disponible. A continuación, podrá leer información más detallada sobre la pieza concreta de equipo de laboratorio que le interese.

Analizadores

Un analizador es una máquina que realiza análisis químicos y/o biológicos. Un ejemplo de laboratorio de análisis químico es un analizador de gases sanguíneos. Los analizadores de gases sanguíneos miden la acidez y el contenido de oxígeno de la sangre. Se utilizan habitualmente en las salas de urgencias. Para medir los gases sanguíneos, se hace pasar una muestra de sangre a través de una membrana. En este proceso, el analizador extrae el dióxido de carbono y añade oxígeno. A continuación, analiza el cambio en la sangre restante para medir la acidez y el contenido de oxígeno. Un equipo de laboratorio de análisis biológico es un analizador molecular. Estas máquinas se utilizan para detectar enfermedades genéticas, como la fibrosis quística o la anemia de células falciformes. Los analizadores moleculares funcionan cortando las muestras de ADN en trozos más pequeños y secuenciándolos. A continuación, la máquina compara la secuencia con una base de datos de mutaciones conocidas.

Microscopios

Un microscopio es una pieza esencial del equipo de laboratorio. Es probablemente uno de los tipos de equipos más antiguos utilizados en un entorno clínico. Hay muchos tipos diferentes de microscopios. El tipo de microscopio utilizado dependerá de lo que se esté observando y del nivel de aumento deseado. Los microscopios pueden dividirse en dos grandes categorías: microscopios compuestos y ópticos.

Microscopios compuestos

Los microscopios compuestos utilizan dos lentes para ampliar el objeto que se observa. Hay dos tipos de microscopios compuestos, los de luz reflejada y los de luz transmitida. Los microscopios de luz reflejada utilizan un espejo para dirigir la luz a través de la muestra que se examina. Un segundo espejo refleja la luz hacia el observador. Mediante este proceso, la potencia de aumento del microscopio se duplica. Los microscopios de luz transmitida utilizan una lente condensadora para enfocar la luz sobre la muestra. La muestra se coloca en un portaobjetos entre dos lentes del microscopio. Al modificar el enfoque, el microscopio puede utilizarse para ver muestras gruesas y finas.

Microscopios ópticos

Los microscopios ópticos utilizan una lente para ampliar los objetos. Hay dos tipos de microscopios ópticos. Se trata de los microscopios simples y los microscopios compuestos. Los microscopios simples utilizan una sola lente para ampliar la muestra. Requieren una iluminación directa o indirecta. Los microscopios compuestos son similares a los microscopios de luz reflejada. Utilizan dos lentes, un condensador y una lente de muestra, para ampliar la muestra.

Centrífugas y humidificadores

Las centrífugas se utilizan para separar las muestras biológicas por densidad. Hay dos tipos diferentes de centrífugas: verticales y horizontales. Las centrífugas verticales se encuentran comúnmente en los laboratorios clínicos. Se utilizan para separar muestras biológicas con la misma densidad. Por ejemplo, si se pone sangre y suero juntos en un tubo, una centrífuga vertical separará las dos muestras por su densidad. Las centrífugas verticales tienen una forma cilíndrica. Tienen un cubo en la parte inferior para contener la muestra. Tienen un brazo superior y otro lateral. El cubo superior se utiliza para sostener la muestra mientras se centrifuga. El brazo lateral se utiliza para devolver la muestra a su tubo una vez separada. El brazo lateral suele ser un brazo desmontable. Las centrífugas horizontales se utilizan para separar muestras de diferente densidad. Por ejemplo, si tiene que separar muestras de sangre, los glóbulos rojos estarán en la parte inferior, el plasma en la parte superior y los glóbulos blancos flotando en el centro. También se utiliza para separar otras muestras, como el plasma y las enzimas urinarias. Los humidificadores se utilizan para evitar que las muestras biológicas se sequen. Pueden utilizarse si hay aparatos de aire acondicionado cerca que, de otro modo, resecarían la muestra. El tipo más común de humidificador es un humidificador rotatorio. Tiene una rueda recubierta de un material similar a una esponja que se humedece con agua. La rueda se coloca dentro del tubo de la muestra.

Otros equipos importantes

Hay una gran variedad de otros equipos de laboratorio importantes que se utilizan para realizar diferentes análisis de laboratorio. Entre ellos se encuentran los equipos de diagnóstico, como los microscopios y los analizadores, así como los equipos auxiliares de laboratorio, como las incubadoras, las centrifugadoras y los humidificadores. Otra pieza común del equipo de laboratorio es la pipeta. Hay dos tipos de pipetas: las manuales y las electrónicas. Las pipetas manuales se utilizan para transferir líquidos de un recipiente a otro. Pueden utilizarse con una gran variedad de recipientes, desde tubos de ensayo hasta matraces cónicos. Las pipetas electrónicas se utilizan para transferir líquidos de un recipiente a otro. Son una versión más avanzada de la pipeta manual. Pueden utilizarse indistintamente con la pipeta manual. Utilizan una pantalla digital para indicar el volumen de líquido que se dispensa, junto con un clic audible asociado. Esto ayuda a garantizar la precisión.

Conclusión

El equipo de laboratorio clínico es un término ampliamente definido que abarca una variedad de máquinas utilizadas para analizar muestras biológicas. Incluye equipos de diagnóstico, como microscopios y analizadores, así como equipos auxiliares de laboratorio, como incubadoras, centrifugadoras y humidificadores. Hay muchos tipos diferentes de equipos de laboratorio que se utilizan en un entorno clínico. Este artículo le proporcionará una visión general de estos equipos para que pueda conocerlos con más detalle.

Recomendaciones