Eficacia y eficiencia en salud: 3 maneras de aumentarlas

Eficacia hospitalaria

¿Siente que trabaja constantemente al máximo de su capacidad sin tiempo para cuidarse? Aunque es de esperar que tenga largas horas y una gran carga de trabajo en su carrera, el estrés y la tensión que conllevan estos trabajos suelen dejar poco tiempo para el autocuidado.

Si tiene la sensación de que no hay tiempo para centrarse en su propia salud, eficiencia o eficacia en el trabajo, siga leyendo para descubrir tres formas de aprovechar su tiempo al máximo y mejorar su rendimiento y felicidad.

Reducir el estrés, comer sano con frecuencia y dedicar tiempo al ejercicio requiere un sacrificio personal. Sin embargo, estos pequeños sacrificios pueden proporcionar un gran retorno de la inversión. Veamos cómo puede aumentar su eficiencia y eficacia en materia de salud para que pueda hacer más cosas en menos tiempo, pero también para que se sienta mejor consigo mismo en el camino.

Accede a una demo de Eva PACS gratis:

Haz una lista de tareas y cúmplela.

Una lista de tareas es una parte fundamental de cualquier día de trabajo efectivo y exitoso. Sin embargo, muchas personas no dan prioridad a la elaboración de una lista de tareas o ignoran por completo el hecho de tener una. Si quieres aumentar la eficacia de tu salud, tienes que crear una lista de tareas que incluya todo lo que tienes que hacer cada día, semana y mes, y ceñirte a ella. Esto puede significar reducir las actividades sociales y de ocio, pero la recompensa merece la pena. Si haces una lista de tareas y te comprometes a cumplirla, serás más eficiente, más productivo y menos propenso al estrés. Esto significa que tendrás más tiempo para centrarte en cuidar de ti mismo. Una lista de tareas pendientes puede ayudarte a programar el tiempo para hacer ejercicio, las citas con el médico, el tiempo en familia, el trabajo y todo lo que necesites. Puede ayudarte a ser más eficiente y eficaz en el trabajo, ya que aporta más estructura a tu día y te mantiene en el camino. También puede ayudarte a priorizar tus tareas y a eliminar el estrés que supone tener demasiadas cosas en la cabeza. #Toma pequeños descansos a lo largo del día Tomar descansos a lo largo del día puede parecer contraproducente, sobre todo si estás tratando de maximizar tu tiempo. Sin embargo, los descansos son esenciales para mantener tu salud y productividad. Cuando tu cerebro está bajo estrés, empieza a producir cantidades excesivas de la hormona cortisol. Necesitas el cortisol para funcionar lo mejor posible, pero un exceso de cortisol causa estragos en tu cuerpo. Contribuye a una amplia gama de problemas de salud, como el aumento de peso, la fatiga, la reducción de la inmunidad y la disminución de la función cognitiva. Tomarse un descanso para hacer algo que no suponga una carga para el cerebro -como dar un paseo, escuchar música o meditar- puede ayudar a normalizar los niveles de cortisol para que te sientas con más energía y eficacia cuando vuelvas a tus tareas. También puedes hacer pequeños descansos durante la jornada laboral para evitar la fatiga que produce estar sentado en un escritorio todo el día.

Comprométase a realizar una pequeña cantidad de ejercicio a lo largo de la semana.

Si te sientes estresado y fatigado, el ejercicio puede ayudarte. Libera endorfinas y comparte los recursos de tu cuerpo para reducir la cantidad de cortisol que produce tu cerebro. El ejercicio también puede mejorar tu estado de ánimo, aumentar tus niveles de energía y ayudarte a dormir mejor. Comprometerse a hacer una pequeña cantidad de ejercicio cada semana puede ser más fácil de lo que crees. Puedes ir al trabajo andando o en bicicleta en lugar de coger el transporte público. Puede optar por una mesa de trabajo de pie en lugar de una tradicional e intentar incluir una breve sesión de ejercicio al final de su jornada laboral. Puedes llevar a tu perro a dar largos paseos y sustituir el programa de televisión de la noche por un breve vídeo de entrenamiento. Si te comprometes a hacer ejercicio, aunque sea en pequeñas cantidades, te sentirás mejor y más eficaz en el trabajo.

Conclusión

La eficiencia y la eficacia no son sólo palabras de moda. Son esenciales para el lugar de trabajo. Sin embargo, estos conceptos también pueden aplicarse a tu vida personal. Si quieres mejorar tu salud y sentirte mejor contigo mismo, tienes que aprovechar al máximo tu tiempo. Ahora ya sabes cómo aprovechar tu tiempo y mejorar tu salud. Entonces, ¿qué tienes en tu lista de tareas para hoy?

Recomendaciones