¿Cómo se produce el cáncer de mama?

Cómo se produce el cáncer de mama

El cáncer abarca un gran número de enfermedades que se caracterizan por el desarrollo de células anormales. No es un término ajeno para nadie, pues cada año se diagnostican más de un millón y medio de casos. Descubre cómo se produce el cáncer de mama a continuación.

Para comprender cómo se produce el cáncer de mama, es necesario que sepamos que el cáncer (en general) se origina cuando las células normales se transforman en cancerígenas, adquieren la capacidad de multiplicarse descontroladamente e invadir otros órganos o partes del cuerpo.

El proceso de aparición del cáncer se conoce como carcinogénesis. Este proceso puede durar años y atraviesa diferentes etapas. 

La primera etapa da inicio cuando estos agentes actúan sobre la célula provocando una mutación a través de una alteración en su material genético. Aun así, una primera mutación no es suficiente para que se genere un cáncer, pero es el principio del proceso.

La condición indispensable para que se genere el cáncer es que la célula alterada comience a dividirse. De esta manera, las células dañadas se multiplican a una velocidad ligeramente superior a la normal, transmitiendo a sus células descendientes la mutación.

¿Cómo se produce el cáncer de mama?

Por lo tanto,  el cáncer de mama se produce cuando la acumulación continuada de células alteradas durante un largo periodo de tiempo, usualmente comprendido en años.

En este caso, al dividirse las células alteradas sin ningún tipo de control u orden y a un ritmo superior al normal, terminan produciendo más células iguales y generan un tumor.

Tipos de tumores

Los tumores pueden ser benignos (no son peligrosos para la salud) o malignos (son potencialmente peligrosos). 

Los tumores benignos no son considerados cancerosos, pues sus células tienen una apariencia casi normal, tienen un crecimiento lento y no invaden tejidos próximos ni se propagan hacia otras partes del cuerpo.

Por otro lado, los tumores malignos sí son cancerosos. En caso de no ser controlados, las células malignas pueden propagarse más allá del tumor original hacia otras partes del cuerpo.

Cómo se origina el cáncer de mama

Los cambios o mutaciones también pueden originarse en las células de la mama, provocando así que sus células normales se vuelvan cancerosas

De tal manera, se puede decir que el cáncer de mama es un tipo de cáncer que se forma en las células de las mamas.

Comúnmente, el cáncer de mama se origina en dos lugares principales:

  • En las células de los lobulillos, que son las glándulas que se encargan de producir la leche materna. 
  • También se puede originar en los conductos mamarios, las vías que transportan la leche desde los lobulillos hacia el pezón.
  • Con mucha menor frecuencia, pero totalmente posible, se origina en los tejidos estromales, los cuales abarcan los tejidos conjuntivos grasos y fibrosos de la mama.

Cuando se origina en los lobulillos recibe el nombre de carcinoma lobulillar, este puede ser invasivo si es que se expande a los tejidos adyacentes o puede ser in situ, si no se expande, es decir, se mantiene en el sitio.

Por otra parte, cuando el cáncer se origina en los conductos mamarios, se le denomina carcinoma ductal, y al igual que el anterior, puede ser invasivo o in situ dependiendo de su comportamiento. 

El carcinoma ductal invasivo es el tipo más común de cáncer de mama, y se presenta en alrededor de 80% de los casos.

¿Cómo evoluciona el cáncer de mama?

A medida que transcurre el tiempo, las células cancerígenas pueden invadir el tejido mamario sano circundante y alcanzar los ganglios linfáticos (pequeños órganos que eliminan sustancias extrañas del cuerpo) de las axilas.

En este último caso, las células cancerígenas alcanzan una puerta que les facilita el acceso hacia otras partes del cuerpo. 

Los estadios del cáncer de mama clasifican el avance de esta enfermedad según qué tanto se han propagado las células cancerígenas más allá del tumor original. Si deseas averiguar más al respecto, te invitamos a leer nuestro artículo relacionado precisamente con las etapas del cáncer de mama.

¿Por qué se produce el cáncer de mama?

Es preciso resaltar que  el cáncer de mama siempre se produce por una anomalía en el material genético.

Aun así, existen ciertos cambios en el ADN que se heredan de los padres, los cuales pueden aumentar significativamente el riesgo de padecer cáncer de mama. No obstante, estos suponen solo entre 5% y 10% de los casos.

En cambio, alrededor entre 85% y 90% de los casos de cáncer de mama se originan de anomalías genéticas asociadas al envejecimiento y al “desgaste natural” de la vida.

Factores asociados al origen del cáncer de mama

Mutaciones hereditarias y mutaciones adquiridas del ADN

No es un secreto que nuestros genes poseen instrucciones acerca de cómo funcionan nuestras células. Algunas mutaciones en el ADN son de carácter hereditario, es decir, pueden ser transferidas a las siguientes generaciones.

Esto quiere decir que algunas mutaciones vienen ocultas en todas nuestras células desde el momento en el que nacemos. Las mutaciones son responsables de muchos de los tipos de cáncer que son frecuentes en algunas familias.

Tal es el caso de las mutaciones BRCA1 y BRCA2 (por sus siglas en inglés breast cancer), que son genes humanos que producen proteínas supresoras de tumores. Estas aumentan considerablemente el riesgo de padecer cáncer de seno u ovario si se llegan a heredar.

No obstante, en lo que respecta a cómo se produce el cáncer de mama a través de las mutaciones, es preciso resaltar que la mayoría de las mutaciones en el ADN que lo provocan son adquiridas. Es decir, ocurrió durante el transcurso de la vida de una persona y no es algo que se heredó. 

Algunos factores genéticos juegan un papel en el desarrollo de cáncer de mama.
Algunos factores genéticos juegan un papel en el desarrollo de cáncer de mama.

Protooncogenes

Los protooncogenes son genes que participan en el crecimiento normal de las células. Cuando uno de ellos experimenta algún tipo de mutación o cambio, o existen demasiadas copias de él, se convierte en un oncogen

Cuando esto sucede, ocasiona un crecimiento celular fuera de control y produce más células que crecen descontroladamente, lo cual, puede terminar causando cáncer.

Genes supresores de tumor

Estos son genes normales que desaceleran el crecimiento celular, reparan los errores del ADN, o indican a las células cuándo se deben morir, en un proceso conocido como muerte celular programada.

Cuando los genes supresores de tumores no funcionan adecuadamente, las células pueden crecer fuera de control, producir más células que crecerán de forma descontrolada, y las células no mueren cuando deberían hacerlo. 

De modo que se generan células que pueden terminar ocasionando esta patología. Sin embargo, aún hay mucho que saber en torno a cómo se produce el cáncer de mama.

Cambios genéticos adquiridos

Generalmente, las mutaciones del ADN relacionadas con el cáncer de mama ocurren en las células del seno durante el transcurso de la vida de la mujer, y no son heredadas. 

Las mutaciones adquiridas como la de los oncogenes y/o de los genes supresores de tumores pueden ser resultado de otros factores, como puede ser la exposición a radiación o sustancias químicas que causan cáncer.

Sin embargo, hasta el momento se desconocen las causas responsables de la gran mayoría de las mutaciones adquiridas relacionadas a cómo se produce el cáncer de mama. Más aun cuando la mayoría de estos tipos de cáncer poseen varias mutaciones genéticas que son adquiridas. 

Otros factores de riesgo

Cabe destacar que también existen otros factores de riesgo que están relacionados con el estilo de vida. Esos factores pueden aumentar la probabilidad de padecer cáncer de seno. 

Sin embargo, no se conoce exactamente cómo algunos de estos factores de riesgo provocan que las células normales se conviertan en células cancerígenas.

A pesar de esto, existen pasos que toda persona puede seguir para mantener su cuerpo lo más sano posible y es importante que trates de integrarlos a tu rutina diaria para así disminuir tu riesgo de padecer cáncer de mama.

Estos son cambios tan sencillos como seguir una dieta balanceada, mantener un peso saludable, no fumar, limitar el consumo de alcohol y ejercitarse de forma regular. 

Tener una vida saludable puede disminuir los riesgos de padecer cáncer de mama.
Tener una vida saludable puede disminuir los riesgos de padecer cáncer de mama.

En conclusión

Finalmente, se puede concluir que el cáncer de seno se produce prácticamente como cualquier otro tipo de cáncer, esto es, a través del desarrollo de células anormales que se dividen, crecen y se diseminan sin control alguno hasta formar lo que conocemos como tumores malignos.

En este caso, este comportamiento anormal sucede en las células de la mama. Es por eso que te aconsejamos que realices tu chequeo rutinario a través de una autoexploración y, si tienes más de 40 años, a través de una mamografía para descartar cualquier presencia de cáncer.

Recuerda que en Eva Center podemos complementar tus chequeos con un estudio de termografía mamaria: sin dolor y sin radiación. No pierdas de vista que una detección temprana siempre se traducirá en un mejor pronóstico. 

Referencias:

  1. Origen del Cáncer. ¿Cómo se produce el Cáncer? | AECC (aecc.es)
  2. ¿Qué es el cáncer de mama? (breastcancer.org)
  3. ¿Cómo se origina el cáncer de seno? (cancer.org)
  4. CDI: carcinoma ductal invasivo (breastcancer.org)
  5. ¿Qué es el cáncer y cómo se desarrolla? – SEOM: Sociedad Española de Oncología Médica © 2019 (seom.org)
  6. Hoja informativa Mutación en BRCA: Riesgo de cáncer y pruebas genéticas – Instituto Nacional del Cáncer (cancer.gov)

Recomendaciones