¿Cómo detectar cáncer de mama? Puedes salvar tu vida

Cómo detectar cáncer de mama.

El cáncer de mama es una de las enfermedades con mayor incidencia en la población durante los últimos años, hasta llegar a convertirse en el tumor maligno más frecuente en las mujeres del mundo y la primera causa de muerte por tumores en la mujer mexicana. Por eso, cómo detectar el cáncer de mama es un tema que, sin duda, nos interesa.

La principal razón por la que este padecimiento puede convertirse en una enfermedad mortal es que la mayoría de las mujeres no cuentan con un programa para el control de la salud de sus pechos. Detectar el cáncer de mama a tiempo es una misión tuya y nuestra.

Esta situación resulta en una detección tardía y retraso en el inicio del tratamiento. Por eso, hacemos especial hincapié en la importancia de que revises con regularidad el estado de tus mamas

En México, durante los últimos 10 a 20 años, los fallecimientos por esta enfermedad han aumentado de manera preocupante debido al aplazamiento de parte de muchas mujeres para buscar asistencia médica.

Sin embargo, también debemos tomar en cuenta la saturación del sistema de salud que alarga los tiempos de espera para detectar el cáncer de mama. 

Sin importar cuál sea la causa de la demora, el 80% de las pacientes mexicanas son diagnosticadas con cáncer de mama en etapas 3 o 4, es decir, cuando la enfermedad ha progresado considerablemente y las opciones de tratamiento y supervivencia se ven limitadas. 

Como sabemos, el tiempo es un factor determinante en esta enfermedad y es por esta razón que debemos tomar acción en el cuidado de nuestra salud, aprender a reconocer los síntomas de esta enfermedad y realizar los estudios necesarios para lograr un diagnóstico temprano y aumentar las posibilidades de curación.

Recomendaciones para detectar de forma temprana el cáncer de mama

Podemos dividir  las acciones en relación a la detección temprana de cáncer de mama en cuatro grandes propuestas que pueden ir variando de acuerdo a tu edad y estilo de vida particular.

Lo ideal es iniciar el cuidado de nuestros senos desde edades tempranas, a partir de los 20 años, ya que el ser joven no significa que estás exenta de padecer cáncer; además, de esta forma podremos desarrollar el hábito de la prevención y el cuidado de nuestros pechos. 

Estas medidas se deben realizar en conjunto para que su eficacia sea mayor y así tú y tu médico puedan obtener una mejor vigilancia de tu tejido mamario y así detectar el cáncer de mama de forma oportuna. 

Dentro de estas actividades se encuentran:

  • La autoexploración mensual para aprender a conocer tus senos y los síntomas de alerta relacionados con una anomalía.
  • La exploración clínica realizada por tu médico ginecólogo.
  • Estudios de imagen dependiendo de tu edad.
  • Biopsia, en caso de que sea necesario analizar un tejido específico.

¿Cuáles son los datos de alarma en mis pechos?

Es importante que sepas que tus senos se encuentran en constante cambio a lo largo de cada mes y durante las distintas etapas de la vida debido a variaciones hormonales. Detectar el cáncer de mama en etapas tempranas puede depender de qué tanto te conozcas

Estas variaciones pueden ir desde dolor durante la menstruación, crecimiento de los senos en el embarazo y hasta ligeros endurecimientos causados por procesos de fibrosis en el tejido mamario. 

Y aunque muchos de estos cambios se consideran normales, existen otros que nos indican que existe una alteración y deben ser atendidos inmediatamente por tu médico, pues podría tratarse de cáncer de mama.

Los pechos de cada persona son únicos y, por lo tanto, no todos tienen las mismas características, ya que lo que puede ser normal para ti, tal vez no lo sea en otra mujer. Detectar el cáncer de mama es sencillo si tú y tu médico conocen a detalle tus particularidades.

Por eso es importante que conozcas tu cuerpo a la perfección, así notarás cualquier cambio por mínimo que parezca.

En este sentido, para detectar el cáncer de mama en estadio temprano, es importante que:

  • Hagas exploraciones de tus senos mes con mes a partir de los 20 años de edad.
  • Realices tu autoexploración en los 7 días posteriores al final de tu menstruación.
  • Si ya no estás menstruando, puedes escoger un día en especial y realizar tu exploración ese mismo día cada mes.

Estos son los signos de alerta que debes aprender a identificar para prevenir el cáncer de mama:

  • Un bulto duro que no se encontraba anteriormente en el seno o la axila (debajo del brazo).
  • Aumento del grosor o hinchazón de una parte o de todo el seno.
  • Irritación o hundimientos en la piel de los pechos.
  • Enrojecimiento o descamación en la zona del pezón o en alguna zona del seno.
  • Hundimiento reciente del pezón o dolor en esa zona.
  • Secreción del pezón.
  • Aparición de venas en el seno.
  • Cualquier cambio en el tamaño o la forma de los pechos.
  • Dolor en cualquier parte de la mama.

¿Cómo se realiza el examen clínico de mis senos?

El examen clínico es muy similar a la autoexploración mensual, solo que en este caso el médico es quien lo realiza. No es doloroso y, sin duda, es clave para detectar el cáncer de mama en sus primeras etapas. 

En este proceso, tu médico lleva a cabo una palpación de ambas mamas, pezones, axilas y ganglios linfáticos para verificar si existen nódulos u otras anomalías. 

Además, debido a la experiencia y el conocimiento de tu médico, puede examinar con detalle todas estas regiones y descubrir algo que hayamos pasado por alto en las autoexploraciones mensuales.

¿Cuáles son los estudios para detectar cáncer de mama?

  • Mastografía. 

La mastografía o mamografía, es una serie de radiografías de la mama tomadas desde diferentes posiciones. Ha demostrado ser de gran utilidad en la detección oportuna del cáncer de mama ya que nos permite observar las características internas de la mama. 

A pesar de sus grandes beneficios, no es considerada como un método para detectar el cáncer de mama, ya que si bien nos permite ver las características imagenológicas del tejido mamario, no se puede analizar el tejido directamente como en una biopsia

Además, en algunas situaciones, como cuando se trata de mujeres con mamas densas, la sensibilidad de la mastografía puede llegar a disminuir hasta un 33% y, en estos casos, se requiere de un estudio complementario como el ultrasonido.

Se recomienda:

  1. Realizar mastografía cada dos años en mujeres mayores de 40 años.
  2. Realizar mastografía en mujeres menores de 50 años con antecedentes familiares de cáncer de mama.
  • Ultrasonido mamario. 

Esta técnica de imagen está basada en la emisión y recepción de ondas de ultrasonido. El uso principal del ultrasonido es ayudar a diagnosticar las anormalidades en el seno detectadas por un médico durante un examen físico (por ejemplo, un bulto).

Se trata de una técnica que apoya como método complementario a la mastografía cuando esta no nos brinda suficiente información, hay presencia de mamas densas, el resultado no fue concluyente.

Un ultrasonido mamario es útil también para detallar las características de anormalidades observadas y, en consecuencia, detectar el cáncer de mama en sus etapas más tempranas y con alta probabilidad de curación. 

El ultrasonido es recomendado como una herramienta de exploración en mujeres:

  1. Con alto riesgo de cáncer de seno y que no pueden someterse a un examen de mastografía o son muy jóvenes.
  2. Mujeres embarazadas que no deberían ser expuestas a radiación.
  3. Que tienen una densidad mamaria elevada, es decir, cuando los pechos tienen mucho tejido glandular y poco tejido graso.
  • Termografía

Es una técnica que permite captar la temperatura que emite un cuerpo sin necesidad de contacto físico, en el caso de Eva Center, detectando la temperatura de tus pechos y vasos sanguíneos en una imagen. 

Es a través de esta tecnología que complementamos la detección de anomalías como el cáncer de mama: sin dolor. 

Es un método adjunto a la mastografía y el ultrasonido que no emite radiación, por lo tanto te permite monitorear con mayor frecuencia la salud de tus pechos. 

El realizar este estudio de forma constante (cada tres meses), nos permite contar con un registro de imágenes consecutivas en las cuales comparamos las temperaturas y los patrones de los vasos sanguíneos de tus senos. 

Es con la termografía que ayudamos a detectar cáncer de mama al identificar, a tiempo, si se presenta algún cambio en tu pechos.

  • Biopsia. 

Este procedimiento tiene que ser realizado por un médico capacitado y consiste en extraer una muestra de tejido mamario mediante una aguja especial para que posteriormente se envíe al laboratorio y se analice

Debido a que es un método invasivo, se recurre a ella cuando los estudios de imagen muestran patrones con características de alta sospecha de malignidad, permite, prácticamente sin lugar a dudas, detectar cáncer de mama. 

La biopsia es la única forma definitiva de hacer un diagnóstico de cáncer de mama, ya que se analizan de forma directa las características del tejido afectado. En este estudio, se puede determinar si se presentan células cancerígenas, el tipo de las mismas y la agresividad.

¿Cuál es el objetivo de realizar estos estudios?

En algunos casos, detectar el cáncer de mama es la consecuencia de la aparición de síntomas o cambios físicos en las mamas, pero el principal objetivo de realizar los estudios de detección temprana es, como bien lo dice su nombre, detectarlo en su forma más pequeña y localizada.

De esta forma es mucho más sencillo extraer el tumor y así evitar que se extienda a otros órganos del cuerpo. Por esta razón es muy importante hacerse las pruebas de manera constante y respetando los tiempos recomendados. 

Cabe mencionar que no todas las mujeres deberán realizarse todas estas pruebas y procedimientos. Tu médico te indicará cuáles son más adecuadas para ti según tu condición específica y edad. Detectar el cáncer de mama a tiempo es tarea de ambas partes. 

Por todo lo anterior, es que debemos tomar la iniciativa en el cuidado de nuestra salud, fortalecer la confianza de hablar de este tema y pedir asesoría médica de forma oportuna.

No perdamos de vista que, si el cáncer de mama se diagnostica y se trata en etapas tempranas, se tiene una gran probabilidad de supervivencia e incluso puede ser curable.


Referencias:

  1. https://www.insp.mx/resources/images/stories/2017/Avisos/docs/170215_Libro_30aniv.pdf
  2. Organización Mundial de la Salud. Cáncer de mama: prevención y control. OMS, 2019. Disponible en: https://www.who.int/topics/cancer/breastcancer/es/
  3. Romero, Laura. “Aumenta En México La Mortalidad Por Cáncer De Mama.” Gaceta UNAM, 22 Oct. 2018, www.gaceta.unam.mx/aumenta-en-mexico-la-mortalidad-por-cancer-de-mama/
  4. Ángeles-Llerenas A, Torres-Mejía G, Lazcano-Ponce E, et al. Effect of care-delivery delays on the survival of Mexican women with breast cancer. Salud Pública Mex 2016;58:237-250. Disponible en: http://saludpublica.mx/index.php/spm/article/view/7793
  5. https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-seno/pruebas-de-deteccion-y-deteccion-temprana-del-cancer-de-seno/guias-de-la-sociedad-americana-contra-el-cancer-para-la-deteccion-temprana-del-cancer-de-seno.html
  6. https://www.breastcancer.org/es/sintomas/analisis/tipos/autoexploracion
  7. https://www.cdc.gov/spanish/cancer/breast/basic_info/screening.htm
  8. National Institute of Biomedical Imaging and Bioengineering (NIBIB) https://www.nibib.nih.gov/espanol/temas-cientificos/ultrasonido
  9. https://www.medigraphic.com/pdfs/actmed/am-2016/ams161b.pdf
  10. Ultrasonido de Seno https://www.radiologyinfo.org/sp/info.cfm?pg=breastus

Recomendaciones